miércoles, 11 de mayo de 2011

Excursión 059: Las Torres de la Pedriza

FICHA TÉCNICA 
Inicio: Canto Cochino. Manzanares El Real
Final: Canto Cochino. Manzanares El Real

Tiempo: 5 a 6 horas
Distancia: 13,7 km

Desnivel [+]: 998 m
Desnivel [--]: 987 m
Tipo: Circular
Dificultad: Alta
Pozas y agua:
Ciclable: No
Valoración: 5 
Participantes: 7 


MAPAS 
* Mapas de localización y 3D de la ruta






















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta












TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN
Las Torres de La Pedriza son un conjunto de picos y riscos situados en el extremo norte de La Pedriza, una zona de gran interés geológico, paisajístico y deportivo de la Sierra de Guadarrama (sierra del Sistema Central). Están ubicados en el término municipal de Manzanares el Real, un municipio del noroeste de la Comunidad de Madrid. El risco más alto de ellos tiene una altitud de 2.029 metros, y constituye el punto más alto de toda La Pedriza.

Estos riscos de granito se alzan en el extremo norte del Circo de la Pedriza Posterior y tienen unas formas peculiares gracias a la acción del viento y el agua. Coronan una pequeña cornisa montañosa orientada de oeste a este y de una longitud de unos 800 metros. Las Torres de La Pedriza constituyen el lugar donde La Pedriza se une al cordal montañoso de Cuerda Larga, que se sitúa al norte. Estos canchales están rodeados de una zona cubierta por arbustos de alta montaña y pinos silvestres de poca altura. Al sur de los mismos se extiende un espeso bosque de pino silvestre que ocupa el centro del Circo de la Pedriza Posterior. Al norte de las Torres hay una zona situada a más de 1.900 m de altura,  con una pendiente menos acentuada y sin vegetación arbórea.

Fue una ruta exigente, pero con unas vistas inigualables y unos parajes increíbles en las Torres de la Pedriza. Comenzamos en el aparcamiento de Canto Cochino, cruzamos el Manzanares y tomamos el GR-10, hasta pasar el desvió al Refugio Giner. Desde aquí continuamos por las marcas blancas y amarillas del PR-2, que nos subieron por el arroyo de los Poyos, cruzamos el camino de los Llanillos y continuamos, en una fuerte subida y constante, al Collado del Miradero o Prado Poyo, mereció la pena detenerse una rato y tomar algo de fuerzas. Las vistas desde aquí, eran simplemente maravillosas. Ahora giramos a la derecha hacia las Torres para bordearlas por el PR-1 que nos llevó hasta el collado de la Ventana.

El paso por las Torres es como de ensueño, merece la pena pararse cada dos por tres y contemplar las vistas y las formas de las piedras. Una vez en el collado de la Ventana, paramos a comer y retomar fuerzas de nuevo para la bajada que nos llevó hasta el mismo camino que tomamos para subir.
Paco Nieto

Como anécdota, Joaquín (que asumió este día la guía del grupo)  mereció por parte de algún senderomago la advertencia del envío de un sicario con el propósito de que le “rompiera las piernas”.

Esto fue debido a la exigencia de la ruta y a los despectivos comentarios respecto a la gallardía de los acompañantes. “Pues esta ruta la hice yo con mi hija de 4 años y no se quejó tanto” llegó a decir.

Al ver que era inevitable el desagradable envío, negoció y consiguió la promesa de que no sería sicario sino SICARIA y que además podría seleccionarla de un catálogo.

De aquí derivaron cuantiosos y picantes comentarios y también se tomó por parte del delegado de la Agencia de Senderismo Madi la unidad de calificación de las marchas, de 0 a 5 Sicarias, la máxima.
José María Pérez

Ya sé que tal vez me he pasado un poco con Joaquín pero tiene que reconocer que se lo ha buscado:
- “Que la subida iba a ser solo una pequeña pendiente”: más de 3 horas de subida, más de 950m de desnivel… varios amagos de perdernos…. y a cada momento: “solo falta 50m”…

- Que la chica que debía de estar esperándonos en la cumbre no estaba…

- Falta de previsión de un sitio apropiado para comer. Menos mal que José Luis encontró el único árbol a la redonda para poder comer a la sombra….

- Que la bajada iba a ser un “paseíto”: ¡¡¡ más de 3 horas de bajada, más de 950m de desnivel… ¡¡¡una verdadera montaña rusa!!! nuestras pobres rodillas……

- Que más de uno estuvo a punto de quedarse encajonado en el agujero ese……

Pero en fin, también reconozco que hubo sus buenos momentos y sobre todo, que al final, como siempre, lo pasamos muy bien. Y los paisajes, un 10……Un abrazo
Antolín

FOTOS
* Fotos de Antolín
Fotos de Antonio López

No hay comentarios:

Publicar un comentario