miércoles, 6 de junio de 2012

Excursión 097: Los Montes Carpetanos

FICHA TÉCNICA
Inicio: Puerto de Navafría.
Final: Rascafría
Tiempo: 7 a 8 horas
Distancia: 21,1 Km
Desnivel [+]: 819 m
Desnivel [--]: 1385 m
Tipo: Sólo ida
Dificultad: Alta
Pozas y agua: No
Ciclable: Sí
Valoración: 4,5
Participantes: 15

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta






















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta














TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN
Preciosa excursión. Una vez más, Antonio ha elegido el timing perfecto para hacer esta marcha: todos los piornos en flor y las dos preciosas lagunas al pie del Nevero con agua. La última vez que estuvimos allí, vimos desde la cima del Nevero, que las lagunas estaban secas.

Esta ha sido “La excursión más larga que Cuerda Larga” como la ha denominado Antonio con tres partes claramente diferenciadas:

 1) La primera: subida hasta la cima del Nevero que a su vez podría dividirse en tres fases:
    · Sendero a la sombra de los pinos
    · En un mar de piornos en flor
    · Ascenso propiamente dicho a la cima del Pico del Nevero (2209m)
 2) La segunda: “cabalgata” por las lomas de la parte central de los Montes Carpetanos.
 3) La tercera: bajada vertiginosa al pueblo de Rascafría.

La primera parte es de la que más gusta a senderistas como nosotros, un largo y fuerte ascenso culminado con una buena escalada. Lo más bonito ha sido, sin duda, ese tapiz amarillo que formaba, hasta el infinito, el mar de piornos. También nos ha maravillado a todos, la belleza del Hoyo de Pinilla con sus dos pequeñas lagunas glaciares.

La segunda parte, larga pero relativamente fácil para senderistas tan “aguerridos” como nosotros pero que nos gusta también pues permite que se formen grupos, cada uno con un tema de conversación y así se hace el camino más corto, más ameno y se hace equipo.

La tercera parte nos devuelve a la “tensión” del senderismo donde tenemos que estar con todos los sentidos alerta para no lesionarnos por una caída o pisar bien para cuidar nuestras rodillas en las fuertes bajadas.

Una cosa novedosa ha ocurrido en esta marcha. Ante la posibilidad de terminar la excursión por dos caminos diferentes, uno sensiblemente más largo que el otro (20 contra 26 km), Antonio decidió dar al grupo la oportunidad de elegir democráticamente el recorrido final y después de una acalorada discusión, lo sometió a voto. El resultado fue (con las propias palabras de Antonio): Mariquitas: 6, Machos Duros: 6, Abstenciones: 2 y un voto perdido (El voto perdido fue el mío, pues voté a favor del recorrido largo pero mi voto fue injustamente tachado de "farol" y fue considerado como nulo).

Dije que pondría nombres y apellidos a los votantes de cada opción pero por “ética” profesional, solo desvelaré la identidad de los “Machos Duros” y solo en el reportaje fotográfico (Foto 59).

Después de este “conflicto” interno, los ánimos se exaltaron y se formaron dos grupos que, sin quererlo, se volcaron en una carrera por llegar primero. El grupo de los “Machos Duros” optó por hacer la bajada hasta Rascafría lo más rápido posible, cogiendo todos los atajos, como cortafuegos, saltando alambradas, mientras el grupo de los “Mariquitas” seguían el camino trazado. Lo peor fue que después de jugarnos la vida y las rodillas, al salir de nuevo al camino, nos encontramos con los “otros”.

En seguida y después de este intento fallido, hubo una segunda escapada de Carlos a la que pudimos engancharnos unos cuantos y esa sí fue la buena y llegamos al pueblo de Rascafría con más de 30mn de ventaja que aprovechamos para sentarnos en una terracita del pueblo delante de unas cervezas heladas y un Trinaranjus también bien refrescante.

La Agencia Madi Senderismo, ha decido premiar esta gran excursión con una nota de 4.5 Sicarias en su escala de 5 Sicarias.

Asimismo, la agencia quiere llamar la atención al leader Antonio para que vigile que estos “piques” no vayan a mayores y se asegure de no perder el control del grupo. Del lema original del GMSMA de “Uno para todos y todos para uno” y del gran sentido de camaradería que siempre ha caracterizado el grupo, se podría degenerar fácilmente en el lema que tenían todos los traders en el banco americano donde trabajé en New York y que era “No basta que yo gane, sino que los demás pierdan”.
Antolín

No hay comentarios:

Publicar un comentario