miércoles, 20 de junio de 2012

Excursión 099c: Refugio de Estós - Perdiguero - Benasque

FICHA TÉCNICA
Inicio: Refugio de Estós
Final: Aparcamiento Valle de Estós. Benasque
Tiempo: 12 a 13 horas
Distancia:  20 Km
Desnivel [+]: 1523 m
Desnivel [--]: 2102 m
Tipo: Sólo ida
Dificultad: Alta
Pozas y agua:
Ciclable: No
Valoración: 5+
Participantes:

MAPAS 
* Mapas de localización y 3D de la ruta




 



























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta













TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN

En nuestra tercera excursión por el Pirineo por fin conseguimos subir a los 3221 metros del Pico Perdiguero, tras el diluvio del día anterior que nos impidió ni siquiera el plantearlo.

Así es que nos levantamos temprano en el refugio de Estós y tras desayunar lo de siempre recogimos y, con las mochilas llenas, nos fuimos en busca del ansiado pico. Primero el camino fue cómodo, bajando a la Cabaña del Tormo, desde donde iniciamos el ascenso de los casi 1500 metros de desnivel hasta la cumbre. Pero al llegar a un espeso bosque de pinos, pasados los antiguos cuarteles militares, nos dimos cuenta de lo que nos esperaba, ya que, como aperitivo, el remontar el bosque supuso trepar por una dura pendiente. Pero, con todo, lo más duro estaba por llegar.

Tras pasearnos por unas bonitas praderas que bordean la Tuca Gargallosa, nos dirigimos por una primera pedrera al Ibonet de Perdiguero, contemplando a nuestro paso cómo tomaban el sol unas inquietas marmotas, pasando después a remontar una segunda pedrera, más larga e incómoda  que nos condujo hasta el Collado Ubago (2703 m). Tras reponer fuerzas y contemplar las inmejorables vistas hacia el este del valle de Lliterola, con el Macizo de la  Maladeta de fondo, y el del este de Batisielles, emprendimos la prueba más dura de la jornada, atacar la inmensa mole de piedras sueltas que forman la cara este del Perdiguero.

Por una interminable pirámide de canchal llegamos al Hito Este del Perdiguero (3170 m), desmoralizados porque a lo lejos, el último tramo de subida a la gran cima estaba ocupado por un nevero de muy mala pinta. Pero gracias al buen hacer de Juan y de ir prevenido para cualquier eventualidad, con la seguridad que nos dio el improvisar un cordal de seguridad, pudimos al fin hacer realidad nuestra ilusión de coronar el "Pejiguero", como le llamaba ya Joaquín a este mítico pico. Celebramos a lo grande el haber conseguido, para unos, el primer tresmil, para otros uno más.

Sólo cuando se está a estas alturas y se disfruta de las impresionantes y maravillosas vistas del entorno, se comprende que todo esfuerzo para llegar hasta allí merece la pena.

Después todo fue bajar y desandar camino hasta llegar al aparcamiento, donde dos días antes habíamos dejado los coches, a la entrada del valle de Estós. Ducha rápida en el camping Aneto, y a disfrutar de una merecida cena en Benasque, para celebrar que todo había ido bien.

Y como final de excursión en el próximo capítulo contaremos nuestro paseo que al día siguiente realizamos por el valle de Benasque.
Por todo ello la Agencia Madi Senderismo otorga una valoración de 5 Sicarias a esta excursión.
Continuará…
Paco Nieto

FOTO REPORTAJES
Foto reportaje de Francisco Nieto

* Fotos de José Luis R. Rubiales
Fotos de Juan Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario