miércoles, 17 de octubre de 2012

Excursión 108: Navalagamella - Cerro Alarcón

FICHA TÉCNICA
Inicio: Navalagamella
Final: Navalagamella
Tiempo: 4 a 5 horas
Distancia: 17 km

Desnivel [+]: 535 m
Desnivel [--]: 522 m
Tipo: Circular 
Dificultad: Baja
Pozas y agua:
Ciclable: Sí
Valoración: 5
Participantes: 19


MAPAS
 
* Mapas de localización y 3D de la ruta






















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta








  






TRACK
* Track de la ruta (archivo gpx)

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
* Mapa 3D (archivo kmz)

RUTA EN WIKILOC
Ver esta ruta en Wikiloc

RESUMEN
Bonita excursión que nos ha llevado nuevamente a recorrer rutas del entorno de Navalagamella, de la mano de Javier Mondéjar, que nos ha preparado, con todo detalle, esta ruta.

Iniciamos la marcha dirigiéndonos, en dirección sur, hasta encontrarnos con la conducción de agua de Picadas-Majadahonda, para a continuación, acercarnos a la inmediaciones de la Cantera La Curva, que desde 1966 se utiliza para extraer el mineral de granito. Produce principalmente balasto de alta calidad para las vías del tren.

Después nos dirigimos a lo que queda de un campamento militar del bando “nacional”, con nido de metralleta, dormitorios de hormigón, a los que les falta el techo y hasta una capilla a modo de bunker, hoy medio derruida, en cuyo entorno tomamos el aperitivo. Seguidamente, en dirección noreste, buscamos el cauce del río Perales, bordeando la cara sur de la cantera. Remontamos por la ribera de la derecha el Perales que nos ofrece su versión otoñal en la flora que le rodea, llegando al puente medieval del Pasadero, del que se conserva sólo su bóveda de cañón de medio punto. Lo cruzamos buscando un molino harinero que cuesta encontrar, se trata de un molino harinero de cubo, llamado Serrano, que nos sirve para entender su funcionamiento y para, a su sombra, tomarnos el bocadillo.

Dejando el río Perales a nuestra derecha, subimos al embalse de Cerro de Alarcón, donde además de sus bonitas vistas contemplamos las idas de venidas de una lancha que practicaba esquí acuático. Tras las fotos de rigor, bordeamos su ribera hasta alcanzar el puente existente en su cola, continuando, des aquí por la ribera derecha del río Perales, hasta prácticamente el siguiente puente, que salva la M-510, no sin antes llevarnos la sorpresa de encontrar una mochila junto a un árbol, con documentación, dinero y ropas.

Avisamos a la guardia civil, que se personó con un coche hasta el puente de la M-510 y desde allí, Juan y Joaquín le acompañó hasta el lugar del encuentro. Estuvimos haciéndonos cábalas sobre su posible dueño, hasta averiguar al día siguiente que correspondía a un chico que la había perdido al refugiarse de la lluvia en una arboleda cercana.

Con misterio final, llegamos a Navalagamella donde Javier se volcó ofreciéndonos sidra y aperitivos en el chalet que allí tiene, haciendo que por lo variado de los paisajes, el buen día y momentos vividos, esta excursión mereciera 5 Sicarias.
Paco Nieto 

No hay comentarios:

Publicar un comentario