miércoles, 3 de julio de 2013

Excursión 145: Las Calderas del Río Cambrones

FICHA TÉCNICA
Inicio: Granja de San Ildefonso
Final: Granja de San Ildefonso
Tiempo: 3 a 4 horas
Distancia: 10,7 km
Desnivel [+]: 231 m
Desnivel [--]: 229 m
Tipo: Ida y vuelta
Dificultad: Baja
Pozas y agua:
Ciclable: En parte
Valoración: 4
Participantes: 7

MAPAS 
* Mapas de localización y 3D de la ruta























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta












TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN
A pesar de que habíamos dado por finalizada la temporada 2012-13, algunos senderomagos no concebían un nuevo miércoles sin excursión, así es que Manuel, impaciente, tiró la piedra: "¿No vamos a salir éste miércoles a ningún sitio?. ¿Aunque sea a la Sierra de Guadarrama?" y como me rondaba por la cabeza conocer las pozas que forma el río Cambrones cerca de la Granja de San Ildefonso, me dije ésta es la ocasión, porque seguro que es un lugar fresquito, ideal para las altas temperaturas de esta semana.

Y así nació esta bonita excursión que nos ha dado a conocer las calderas (pozas) que guarda el Río Cambrones, río que nace en el puerto de Malagosto, a casi 2.000 metros de altitud, y va a dar al Eresma en el embalse del Pontón, junto a La Granja, a 1.100 m, tan sólo 14 kilómetros después.

El Cambrones es un riacho bravo que se precipita alocadamente hacia el Real Sitio de Dan Ildefonso constreñido entre las pinas laderas de los montes Carpetanos –a levante– y el cerro de la Atalaya –a poniente–, dando numerosos saltos y parones en las angosturas y oquedades que las peñas forman en el paraje conocido como las Calderas, uno de los parajes más bonitos que hemos conocido.

Tras un placentero paseo por los jardines de entrada al Palacio de la Granja, donde contemplamos El Rey, una de las secuoyas gigantes más grandes y viejas (unos 150 años) de España. Tras lo cual nos encaminamos en busca del Puente de la Princesa, la puerta de entrada a una senda que nos llevó directamente al río Cambrones, que remontamos escuchando su susurro, sólo roto por el canto de los pájaros, y embriagados por los olores y colores de robles de los de verdad, elegantes fresnos, altos helechos y matas aromáticas: botonera, tomillo, cantueso y en la parte más alta, el cambroño, especie de piorno de florecillas de amarillo intenso, hojas trifoliadas y legumbres pilosas, cuya abundancia en esta zona explica el topónimo del río Cambrones.

Así hasta llegar al estrechamiento del valle, donde entre enormes rocas el río Cambrones ha esculpido grandes marmitas de gigante en la dura roca granítica, por la incansable fuerza de la caudalosa corriente de sus transparentes aguas, formando la Caldera del Guindo, la más grande y hermosa, la Caldera de Enmedio, por encontrarse entre ésta y la siguiente, la Caldera Negra, ambas menos accesibles, encajadas entre las rocas, amén de otras muchas más pequeñas.

Volvimos a la Granja a celebrarlo con las consabidas cañas y satisfechos de haber descubierto un paraíso casi secreto, que los lugareños no publicitan mucho para no masificarlo.

Por todo esto, la agencia lAgencia Madi de Senderismo ha otorgado 4 sicarias a esta excursión llena de encantos.
Paco Nieto

FOTO REPORTAJES

No hay comentarios:

Publicar un comentario