miércoles, 19 de febrero de 2014

Excursión 175: Alto del León - Cueva Valiente - San Rafael

FICHA TÉCNICA 
Inicio: Puerto Alto del León
Final: San Rafael
Tiempo: 4 a 5 horas
Distancia: 12,3 Km
Desnivel [+]: 550 m
Desnivel [--]: 795 m
Tipo: Sólo Ida
Dificultad: Media
Pozas y agua: No
Ciclable: En parte
Valoración: 5
Participantes: 29

MAPAS 
* Mapas de localización y 3D de la ruta
























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta













TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RUTA EN WIKILOC
Ver esta ruta en Wikiloc

RESUMEN
Amaneció el miércoles un día estupendo y como dicen los estatutos qu­­e “salimos aunque haga bueno”, pues nos fuimos dirigiendo hacia el lugar de la convocatoria: el Alto del León.

Al irnos acercando vamos viendo que todo está despejado, la Cuerda Larga se dibuja sobre un azul limpio e intenso, el día promete… pero hay algunas nubecillas al noroeste…

Después de pasar las curvas del puerto por la antigua N-VI, vemos que las nubecillas se han transformado en niebla cerrada, viento gélido y perspectiva de nieve por todo el recorrido (ahora comprenden algunos por qué nos han dicho que traigamos los guetres).

Así que nos abrigamos en condiciones y comenzamos a andar por una pista forestal, encontrándonos con una torre de antenas del ejército e inmediatamente con otra de Telefónica. Los radioenlaces, casi todos en desuso y vistos a través de la niebla, tienen un cierto toque de nostalgia.

Bordeando Cabeza Líjar y después de una hora y pico de marcha, hacemos una primera parada de reagrupamiento. Alguien ha hecho un dinosaurio de nieve de buen tamaño y, aunque esta descabezado, algunos no pueden resistir la tentación de fotografiarse con él.

Seguimos caminando, subiendo y bajando, por tramos de poca pendiente… unas veces por la cara sur (Madrid), otras por la cara norte (Segovia). Más tarde nos adentraremos también por la provincia de Ávila.

Encaramos la pendiente para ir tomando altura y aumenta la cantidad de nieve: son 30 o 40 cm de nieve limpia, brillante, como recién caída… somos los primeros en pisarla y nos hundimos hasta las rodillas.

Los árboles aparecen cubiertos de nieve congelada: parece una postal navideña en 3D y 360º. El sol hace tímidos intentos por imponerse a la niebla y, cuando lo consigue, el resultado es espectacular.

Seguimos subiendo y nos empieza a sobrar ropa. Por fin parada para el almuerzo: Teo y Mecha brincan alrededor de los bocatas… ¡qué rico el queso casero de los padres de Ana! … ¡y el vino de la bota!... y los pistachos… y…

Seguimos: falta casi una hora de subida. En este último tramo de ascenso el cielo comienza a despejarse y, coincidiendo con nuestra llegada al refugio de Cueva Valiente, se abre dejándonos ver el horizonte y también casi todo nuestro recorrido. Algunos, que no todos, suben hasta el vértice geodésico. La panorámica lo merece: Cabeza Líjar, el Alto del León (antes era de los Leones… ¿habrá habido un ERE y se han quedado con uno solo?... según Paco C., tiene ese nombre por los “leones de castilla” que tomaron parte en la guerra civil), la Peñota, el Pico del Águila y, un poco más lejos, la Maliciosa, Cabezas de Hierro, la estación de TV… pero la Mujer Muerta se resiste a salir de la niebla.

Y ahora toca bajar: nos esperan los chuletones. Hay diferentes formas de bajar: cautelosa, vertiginosa, a brincos o simplemente dejándose llevar por la ley de la gravedad… ni falta que hacen los trineos ni los esquís…

A medida que perdemos cota se despeja del todo el panorama y, ahora sí, ahí está la Mujer Muerta, Montón de Trigo… y, un poco más lejos,  con una nubecilla encima: Peñalara… la autovía, el túnel, San Rafael, el Valle de Rio Moros…

Después de aproximadamente una hora de bajada, llegamos a los coches que, previsoramente, Antonio había hecho que dejáramos­­ allí. Los conductores para arriba a por el resto de los coches y, en un momento, sentados por gustos culinarios: los de “casi sangrando” a un lado y los de “al punto” a otro lado, para facilitar el compartir los chuletones (todo está previsto).

Y para rematar la imposición de las estrellas: blanca para Pepe, azul para Jesús. Enhorabuena, ¡os la habéis ganado!

La excursión queda clasificada con 5 sicarias (a esto no ha sido ajena la calidad del chuletón, aunque el paisaje tampoco ha estado nada mal).
Paloma

No hay comentarios:

Publicar un comentario