miércoles, 3 de junio de 2015

Excursión 239: Silla del Rey - La Chorranca

FICHA TÉCNICA
Inicio: San Ildefonso
Final: San Ildefonso
Tiempo: 5 a 6 horas
Distancia: 22,5 km
Desnivel [+]: 706 m
Desnivel [--]: 709 m

Tipo: Circular
Dificultad: Media
Pozas y agua: Sí

Ciclable: No
Valoración: 4
Participantes: 34

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta

























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta
















TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
* Mapa 3D (archivo kmz)

RUTA EN WIKILOC
Voy a aprovechar esta ocasión para describir cómo se decide el itinerario de una excursión. No es una cosa sencilla, ni mucho menos. En la anterior ruta, la de la desolación del incendio de Robledo de Chavela, el sol dio buena cuenta de nosotros. Así que había que hacer una con buena sombra para premiar a Leonor que hace mucho que no venía y llevaba unas cuantas excursiones sufriendo más que disfrutando. Así que al final comentó mientras andamos que la próxima excursión fuera por Valsaín.

El jueves o el viernes llega un correo de José María, pues si va a ser por Valsaín mira si es posible que pasemos por la Chorranca y el Cojón de Pacheco que no los hemos hecho juntos nunca. Pues buena idea, a por los mapas del IGN a ver cómo se enlazan los jardines de la Granja con la Silla del Rey (idea mía) con la Chorranca y el Cojón (idea de José María). Teniendo en cuenta que los pinares de Valsain están muy bien gestionados (no existen zarzas, ni vallas), la cosa parece factible, me salen 25 km de nada, que dado lo bien que mido se habrían convertido en 30 km. Coser y cantar. A todo esto, Paco Cayenne me comenta que le apetecería llevar unas empanadas de las de Zabala, deseo de su madre por su cumpleaños, para que nos la comiésemos en el campo ahora que hacia buen tiempo. Bueno pues esto cambia un poco los planteamientos y hace que el Cojón de Pacheco se cambie por las ricas empanadas de Paco Cayenne en el Área Recreativa de los Asientos y además nos ahorramos 5 km.

Ale, ya estamos en el miércoles, yendo a tomarnos el café de antes de empezar en el puerto de Navacerrada, cuando al comenzar su subida un control de la Guardia Civil nos impide continuar al puerto. La carretera está cortada porque se ha despeñado un camión bajando a la Granja. Así que ni café ni hostias, y empezamos a llamar al resto, iros por el puerto del León a la Granja, que Navacerrada está cortado. Menos mal que a muchos no les localizamos porque cuando estábamos allí esperando, San Pedro hizo su aparición y abrió el puerto. Sólo se escaparon por los Leones 2 coches pudiendo el resto hacer el camino inicialmente previsto. Café acelerado en el puerto, saludos a José Luis H., que dejaba su coche de estrella fugaz en el área de los Asientos y que íbamos a emplear de despensa para las empanadas de Paco Cayenne, introducción de la caja de cervezas en el río Eresma para la vuelta y a correr a la granja. A las 10:20 clavaditos allí.

Paco Nieto que ya se conoce los jardines como si en ellos hubiese nacido se queda fuera para esperar a los rezagados, A Mecha no le dejan entrar en los jardines y se tiene que quedar fuera con Raquel. El resto empezamos seguramente la más rápida visita que jamás se hizo a las fuentes y el mar de la Granja.

Misión cumplida, a por la Silla del Rey. Después de 6 km a paso ligero estamos ya al final de la valla del Palacio de la Granja, paradójicamente  a tan sólo 200 m de donde estábamos una hora antes.

Junto a la fuente de la Plata , hora del aperitivo del que nos saca con autoridad José Luis R. para que sigamos, que todavía queda mucho.

Mechita sin tener en esta ocasión competidores juguetea con los caballos y más adelante con las vacas, y todos contentos y felices por los pinares ya sin rastro de civilización, contándonos chascarrillos y soñando con quitarnos 10 años de encima o veinte para volver a tener 40, pero eso sí, conservando toda la experiencia adquirida.

Pasamos por la apreciada fuente del chupete, chochete, chotete, ja, ja, ja o como se llame para enfilar la directísima ascensión a la Silla del Rey, que no era Amadeo, sino francisco de Asís.

A alguna se le atragantó la corta subida pero allí estaba super Joaquín para exprimir sus fuerzas y coronar la cima de la Silla.

A correr bajando, que nos espera la cascada de la Chorranca y tras una corta subida y un campo a través, allí entre los pinos aparece con todo su esplendor acuático.

Y primer susto del día, Vicente que está haciendo sombra al de siempre en las caídas, resbala en la piedra mojada de la cascada, y cae a plomo sobre las lajas de piedra, rebota cual fardo relleno y se intenta agarrar a algo para no caer 3 m más adelante en el agua que allí empezaba su caída de 20 m. Gracias San Pedro otra vez no fue más que un susto que si no...

Comida relajante amenizada por alguna mosca y el sonido del agua. Y otra vez a andar buscando la cueva del Monje donde al menos cuatro habituales, Ángel, Juan, Paco N. y Julián tomaron posesión de ella, en nombre de todos y de allí, a buscar con la más pura navegación GPS, sin camino visible, las empanadas de Paco Cayenne en los Asientos.

Por aquí al menos otros dos senderomagos dieron con sus morros por los suelos entre ellos Alejandro, a pesar de que José Luis B. le iba diciendo “cuidado con esa rama”, iba ensimismado con la contribución que pagaba por sus tierras (10 euros al año) por su minifundio leonés.

Increíblemente, San Pedro reguló el clima de forma magistral proporcionándonos un ni frio ni calor que animó a Carlos M. a bañase en las cálidas aguas del Eresma, mientras algunos refrescaban sus pies, todo ello después a haber devorado las empanadas de Zabala que trajo Paco Cayenne.

Ya lo demás fue un fácil y placentero regreso a la Granja, donde medio litro de cerveza frío para cada uno representó el fin de la excursión.

El que escribe, por lo bonito del recorrido le pone 4 sicarias a esta excursión.
Antonio López


Os paso un poco de historia del maravilloso paraje segoviano que visitamos ayer, y del personaje que mandó construirlo.

La Silla del Rey está en el Cerro del Moño de la Tía Andrea, y era el lugar desde donde mejor se divisaban los jardines de la Granja, y media provincia de Segovia. Hoy en día los pinos surgidos en la rocas impiden ver esa bonita postal.

La silla se hizo sobre un bloque granítico, y según inscripción que figura  "el 23 de agosto de 1848, se sentó SM D Francisco de Asís de Vorvon" ( las dos con V).

Francisco de Asís fue el marido de la reina Isabel II. Eran primos y se casaron siendo todavía una niña la reina.

El personaje era una joya, pues según algunos historiadores era "bixesual, escorando a gay, impotente, cornudo, hipocondriaco,....". El pueblo lo apodó "Pasta Flora y Doña Paquita", y le cantaban "Paquito Natillas, que es de pasta flora, orina en cuclillas, como una señora".

Por el contrario la reina era muy fogosa y tuvo decenas de amantes,..., y once hijos (entre ellos el tatarabuelo de Juan Carlos: Alfonso II ). Las malas lenguas decían que el rey construyó la silla, para huir de la fogosidad de la reina. El papa Pío IX la defendía diciendo que era "Puttana, ma Pía " (puta, pero piadosa).
Marcos

No hay comentarios:

Publicar un comentario