domingo, 25 de octubre de 2015

Excursión 259: Balcón de Pineta e Ibón de Marboré

FICHA TÉCNICA
Inicio: Pineta
Final: Pineta
Tiempo: 9 a 10 horas
Distancia:  15,6 Km
Desnivel [+]: 1349 m
Desnivel [--]: 1356 m
Tipo: Ida y vuelta
Dificultad: Alta
Pozas y agua: No

Ciclable: No
Valoración: 5+
Participantes: 18

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta





















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta













TRACK
Track de la ruta (archivo gpx)

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN
Preciosa marcha con grandes vistas, en parte por la grandiosidad del entorno y también por los cambios otoñales en la vegetación y el arbolado. Desde mi punto de vista, ha sido la más dura e increíble que he realizado en toda mi vida senderista.

Se trataba de empezar a andar en los alrededores del Parador de Pineta a unos 1250 metros de altitud y llegar al Balcón de Pineta y al Ibón de Marboré a 2580 metros de altitud. El tiempo excelente, sin viento y soleado, nos permitió disfrutar a tope de esta maravilla de la naturaleza.

Es una ruta muy completa tanto físicamente como por los paisajes recorridos, con bosques de hayas, vistas del valle y las vistas del glaciar de Monte Perdido y la cara norte de este mítico monte

Iniciamos la ruta en el aparcamiento situado al final del valle y comenzamos a ascender por el hayedo del Ferqueral, al principio de forma suave y luego el camino se fue haciendo más empinado pasando por una zona de helechos. Dejamos a la derecha el camino que nos llevaría a las cascadas de La Larri, y vimos al frente en la lejanía la gran cascada de Pineta. La subida se hizo cada vez más pronunciada, con un suelo repleto de piedras de todos los tamaños y al frente una gran e impresionante pared a la cual hemos de ascender. Pasamos por el Embudo una zona muy peligrosa cuando existe hielo y nieve y que hoy está perfectamente seca y sin excesivo peligro.

El camino está perfectamente trazado, haciendo continuas zetas por la ladera. Las vistas a nuestras espaldas de todo el valle de Pineta son maravillosas, a la vez que escalofriantes por su posible peligrosidad. Al final la senda cambia de vertiente y por un saliente rocoso con grandes precipicios llegamos al Balcón de Pineta. Desde este punto vimos el glaciar de Monte Perdido y con un poco de niebla su pico con más de 3000 metros de altitud. Tomamos resuello y el bocata montañero, aunque algunos intrépidos sin descansar apenas y sin bocata siguieron hasta el Ibón de Marboré atravesando grandes bloques de piedra que parecen provenir del glaciar de Monte Perdido.

Durante la bajada, observamos desde lo alto las serpenteantes zetas del sendero por las que habíamos ascendido y por las que teníamos que descender. La bajada la realizamos sin problemas, aunque con tramos bastante peligrosos en los que es mejor no imaginarse una caída pues se bordean grandes cortados de gran altura.

En resumen, impresionante ruta, con una subida que te pone a prueba y con unas vistas maravillosas de todo el valle de Pineta y del glaciar de Monte Perdido. Valoración de la marcha: 5++
Nicolás Pizarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario