miércoles, 16 de diciembre de 2015

Excursión 271: Puerto de Navacerrada - Caminos olvidados

FICHA TÉCNICA
Inicio: Pto. de Navacerrada
Final: Pto. de Navacerrada
Tiempo: 4 a 5 horas
Distancia:  11,9 Km
Desnivel [+]: 657 m
Desnivel [--]: 657 m
Tipo: Circular
Dificultad: Media
Pozas y agua: No

Ciclable: No
Valoración: 5
Participantes: 44

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta













TRACK
Track de la ruta (archivo gpx)

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH

RESUMEN

No me digáis que no es una suerte; una espectacular mañana, un inmejorable grupo de amigos, última excursión del año, entre Madrid y Castilla, con final en las Postas y resulta que Melchor se acuerda de mí para concederme el favor de reflejar en estas líneas nuestros trajines.

Diez de la mañana del miércoles 16 de diciembre de 2015, Puerto de Navacerrada (Madrid), con estos datos, gorros de lana, guantes, botas, polainas, forro polar y abrigos de plumas, forman parte del equipamiento básico de cualquier montañero que se precie, desgraciadamente este año sobra la mayor parte de esta equipación, al poco de comenzar a  caminar varios brazos lucieron su desnudez.

Cuarenta y cuatro senderomagos, a un solo gesto del Jefe nos lanzamos a invadir Castilla en su vertiente Segoviana, por la vía rápida, una senda (camino de la Sotela) que sale justo a la derecha de la carretera dirección Segovia al principio del puerto,  con una pendiente pronunciada, se descienden 420 m en apenas 3,7 Km. Comenzamos la bajada y a pesar de la brutal sequía, pasamos y CON AGUA los arroyos de las Pintadas, Peñarrodada y el de los Puentes, justo al pasar este ultimo la senda se convierte en una pista  asfaltada muy cómoda para andar,  caminábamos como si del final de la jornada se tratara, risas, chascarrillos, que si, que no se que de un debate.., hasta que un comentario de valla paseo, esto es para los ciclistas domingueros, pues si que es facilita esta excursión, que ni hambre haremos para el cocido..,  el Boss miró su GPS y realizó un brusco giro de 90º a la derecha, estos si que son caminos olvidados y tanto que de olvidados ni rastro de camino queda.

Hacia arriba entre pinares por el monte de Valsaín pasamos el arroyo Venerillo y cruzamos la CL-601 donde nos encontramos una pradera para tomar el avituallamiento de rigor, sentados en la pradera en manga corta como si estuviésemos en primavera, degustamos nuestros manjares junto con las botas de vino, que al igual que el grupo cada vez son más numerosas. De nuevo, en marcha, nos dirigimos hacia la pista del Maderao, aunque algunos querían buscar “los caminos olvidados” y se dedicaron a acortar metros, como el batallón de los “senderomagos atrochadores” capitaneado por Marcelo.

De pronto se abre el valle a nuestra derecha y al fondo el cerro Minguete, el Montón de Trigo, la Camorca…, que nos recuerdan unas cuantas excursiones, por esos cerros, ¿recordáis la excursión 220?, qué diferencia de paisaje. Con esas vistas de fondo se interpone la cámara fotográfica de José María e inmortaliza a los 44 en su estupenda foto del grupo y Enrique Cid nos agasaja desplegando un estandarte del grupo.

Antes de recuperar la cota inicial, Mecha, una de las mascotas que nos acompañaban,  siguiendo el rastro de algún que otro unicornio, se despistó y hubo que recuperarla y dirigirla de nuevo a la buena senda.

La residencia de los Cogorros nos marca que ya estamos nuevamente en el puerto, pero si solamente llevamos 8 km, esto no puede acabar así, ¿y si nos damos una vuelta por la estación de ski?, algunos senderomagos, decidieron ser “fugaces”, y se dirigieron hacia las Postas y otros tomamos lógicamente sin el preceptivo forfait la pista de fondo para seguidamente cruzar la pista del Bosque y… PISAMOS NIEVE, artificial, pero nieve, se ve que algún día pasado los cañones se pusieron a producir y quedaban un par de montoncillos.

Paralelo al camino Schmid continuamos algo más de 1Km, para desviarnos a la izquierda y subir a la Pradera de Siete Picos, por cierto a un ritmo presuroso, como si a alguien le apretase que se yo o quisiera dejarnos atrás, no sé, cosas de la naturaleza…, inmejorables vistas, la Bola del Mundo, la Maliciosa, el valle de Navacerrada y como no, nuestros amigos los buitres, sobrevolando nuestras cabezas.

Ya lo teníamos fácil, justo arriba al final de la silla de la pista del Telégrafo, solo nos queda descender al puerto, en chus, en cuña, en paralelo, utilizando los pinos como banderolas… en fin ya me hubiese gustado verla con su manto blanco pero es lo que tenemos, la bajamos y finalizamos la jornada senderista.

Nuevamente en la provincia de Madrid, tomamos los coches hacia las Postas y  como no, cocido, risas, lluvia de estrellas, en esta ocasión la paridad imposible de mantener, ganan ellas por goleada, más risas, torero, que quiso, fue y lo dejó, regalos y reconocimiento al que hace que este grupo disfrute todos los miércoles, con sus propias palabras como “niños a la hora del recreo”, la rondalla del GMSMA cerró la jornada 271.

Tengo que calificar la excursión y permitirme que lo haga de la jornada completa, por lo que se merece las 5 sicarias.

Y sirvan estas líneas para desearos unas felices fiestas y que el próximo año, al menos sea una pizca mejor.
Paco Donaire

FOTO REPORTAJES
Foto reportaje de Francisco Nieto
Foto reportaje de José María Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario