miércoles, 14 de septiembre de 2016

Excursión 314: Cerro de San Pedro

FICHA TÉCNICA
Inicio: Colmenar Viejo
Final: 
Colmenar Viejo

Tiempo: 4 a 5 horas
Distancia:  11 Km
Desnivel [+]: 461 m
Desnivel [--]: 499 m
Tipo: Sólo ida
Dificultad: Media
Pozas y agua: No
Ciclable: No
Valoración: 4
Participantes: 30

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta
























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta

















TRACK
Track de la ruta (archivo gpx)

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
Mapa 3D (archivo kmz)

RUTA EN WIKILOC
Ver esta ruta en Wikiloc


RESUMEN

¡ Vaaamos senderosmagoooooss ¡ ¡ San Pedro nos espeeeraaaa ¡

Sin compañía canina, los treinta jubilosos, charlatanes y ligeros de equipaje senderosmágicos empezamos la clásica de inicio de temporada de ascenso al Cerro de San Pedro desde la caseta abandonada de los peones camineros de la carretera Colmenar-Guadalix de la Sierra.

El cielo no deparaba sol, nubes negras amenazaban el cerro desde la sierra de Guadarrama y el aire, fresco fresquito, nos hacía ir hacia San Pedro como volando.

Los chubasqueros, las capas y los paraguas abiertos contrastaban con el sucio amarillo de las altas hierbas que el paso del agobiante verano ha dejado en el campo.

¡Pardiez! ¡Graniza fina y suavemente! Estamos llegando al cerro y las nubes siguen con nosotros, nos mantienen en nuestro vuelo hasta las ruinas de la ermita, y el punto geodésico en lo alto…1425 m...ya estamos, San Pedro ha estado jugando pero se ha portado como un buen protector, no llueve y la vista promete ser casi al completo: Tres Cantos, Madrid, Colmenar Viejo, la cárcel de Soto, la base de helicópteros de Remedios (nuestro destino final); más lejos Moralzarzal, embalse de Santillana, Manzanares el Real, cimas de La Cuerda Larga, Miraflores de la Sierra, Soto del Real, viaducto del Arroyo del Valle (uso exclusivo del AVE), sierra de la Morcuera, puerto del Medio Celemín, sierra de La Cabrera, pico del la Miel, La Cabrera, embalse de Pedrezuela, rivera del Jarama, y, los confines de Guadalajara cubiertos por una inmensa nube negra rellena de rayo con supuestos truenos, y de de nuevo Tres Cantos.

El pequeño descanso nos da para hacer fotos, tomar algún reconstituyente, mantener vivas las charlitas, y visitar la hornacina, una caja de acero inoxidable donde se guarda el libro de las firmas de los visitantes. Hojeando y ojeando vemos estampada la última de Pilar Matellano, la número mil novecientas ocho,  ¡ madre mía ¡ y era del día anterior…esta habitante de Colmenar Viejo tiene el record de subidas…toda una constancia y esfuerzo.

Seguimos nuestra ruta descendiendo por la cuerda del cerro hasta el cordel de Cantalejo, la cual no presenta mucho desnivel, pero sí un camino dificultoso y poco marcado por las altas hierbas amarillas resbaladizas de la fina y esporádica lluvia caída.

Paramos en un repecho elegido por Antonio para la foto de grupo; todos mirando a la cámara y posiblemente Marcelo sólo veía el lugar dónde a la subida paró para cambiar el ropaje y perder sus gafas de sol: “allí tienen que estar”… , así que decidido volvió sobre lo andado acompañado de Santi.

El grupo siguió rumbo al final de la ruta, ya por sendero bien marcando, llegando al camino del Horcajo del los Alamillos. El cielo se presentaba azul con nubes blancas, el grupo se alargaba, cada uno a su paso y a su charla. Unas pocas vacas nos vieron pasar camino a su abrevadero junto a la fuente que anunciaban el yacimiento de Navalmillar, visigodo del siglo VI y VII, un establecimiento rural de ganadería ovina que sigue en excavación.

Saliendo del recinto ya se veía la meta, marcada por la base de helicópteros que parecían descansar después de habernos protegidos desde el aire durante la ruta.

Junto a los coches, Marcelo y Santi parecían felices, la búsqueda había sido fructuosa, y con sorpresa, las gafas fueron encontradas y además, tuvieron ocasión de conocer a la famosa Pilar Matellano, qué rauda realizaba la subida mil novecientos nueve…¡nuevo record!

No es de dudar que las oraciones a San Pedro empezaban a dar su fruto y nos otorgaba su bendición en el comienzo de la novena temporada del GMSMA.

Despedidas, reagrupaciones,…el cocido con langostinos esperaba a la mayoría de los participantes…¡Buen provecho!

Con el permiso de las autoridades sendoromagas, doy cuatro sicarias a esta excursión, y, como en otras anteriores, agradecida al guía, a los fotógrafos y  a los compañeros…otro día genial.
Luz

No hay comentarios:

Publicar un comentario