miércoles, 1 de marzo de 2017

Excursión 336: Camino de San Frutos. Etapa 1. Segovia - Espirdo

FICHA TÉCNICA
Inicio: Segovia
Final: Espirdo
Tiempo: 3 a 4 horas
Distancia:  14 Km
Desnivel [+]: 221 m
Desnivel [--]: 65 m
Tipo: Solo ida
Dificultad: Baja
Pozas y agua: No
Ciclable: 
Valoración: 3
Participantes: 43

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta


















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta














TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
 
RESUMEN
El miércoles iniciamos una excursión tranquila, fácil y soleada por tierras segovianas. Esta excursión es la primera que hacemos de unas cuantas que entre todas forman lo que se llama El Camino de San Frutos.

Consta de aproximadamente de 88 Km y antaño era un camino de peregrinación entre Segovia y la ermita de San Frutos en las Hoces del Río Duratón. Camino con importantes restos del patrimonio histórico-artístico y natural.

Nuestro compañero y segoviano Ángel Vallés recorrió en su momento 47 Km de éste camino. Fue él el que nos animó a realizarlo.

Iniciamos ésta primera etapa, de unos 14 Km entre Segovia y Espirdo, en el aparcamiento de la Fuencisla, a la sombra de la imponente silueta del Alcázar de Segovia, allí nos reunimos todos. Unos veníamos desde el pueblo de Espirdo, dónde nos distribuimos en algunos coches para unirnos a los que habían quedado directamente en la Fuencisla.

Comenzamos el camino 42 senderomagos hacia la iglesia románica de la Vera Cruz, del siglo XIII. Seguimos por Zamarramala y a las puertas de la ermita del Calvario cogemos un camino agrícola que nos lleva hasta La Lastrilla. Menos mal que no era verano, porque aunque se soportaba el calor, no había un solo árbol en todo el recorrido. Era todo sembrados, eso sí, con impresionantes vistas de la sierra de Guadarrama, destacando la imponente silueta de la Mujer Muerta, que parecía estar tapada con un manto blanco.

Tras visitar la Lastrilla, seguimos el camino para pasar por debajo de la SG-20 y tirarnos por los suelos para salvar una alambrada. Las risas se sucedían unas detrás de otras. Después de que no se enganchara ninguno seguimos hacia el vértice geodésico de La Cabrilla,en sus proximidades tomamos un descanso y lo que cada uno quiso. Continuamos por el caserio de Matavacas en dirección a Bernuy de Porreros.

A este pueblo llegamos por caminos entre sembrados hasta, allí nos sellaron las credenciales, que custodiaba Ángel Vallés y que sellará en Zamarramala y La Lastrilla. Desde aquí nos dirigimos hacia Arroyo de San Medel y Las Huertas, donde se encuentra una zona recreativa con aparatos para hacer ejercicio y mesas con barbacoas para recuperar con creces las calorías perdidas después.

Ya no quedaba mucho, seguimos y llegamos a las revueltas que hace el arroyo,y por fin a Espirdo, último pueblo de ésta primera etapa del Camino de San Frutos.

De nuevo nos distribuimos en los coches, unos para recoger otros coches y otros para dirigirnos a Torrecaballeros, al restaurante del rancho de la Aldegüela dónde nos atendieron y comimos fenomenal en un ambiente entrañable.

Mención aparte merece Ángel Vallés que cumpliendo 74 años, parece que tiene 40. Felicidades Ángel. También me alegro por las recuperaciones de Leonor y Carlos.

Para terminar éste fenomenal día, algunos se dieron un buen baño en el SPA, cortesía de Casilda. En definitiva creo que todos hemos pasado una excelente jornada, con una marcha fácil y cómoda.

Si la excursión de la Pedriza, la Najarra y la Maliciosa tienen 4-4,5 y 5 sicarias ; ¿ésta?, no más de 3 y generoso.
Manuel C.

FOTO REPORTAJES

No hay comentarios:

Publicar un comentario