miércoles, 21 de enero de 2009

Excursión 016: Siete Picos

FICHA TÉCNICA
Inicio: Puerto de Navacerrada 
Final: Puerto de Navacerrada 
Tiempo: 2 a 3 horas 
Distancia: 6,5 km 
Desnivel [+]: 334 m 
Desnivel [--]: 307 m 
Tipo: Ida y vuelta 

Dificultad: Media 
Pozas y agua: No
Ciclable: No
Valoración: 5 
Participantes: 7

MAPAS

* Mapas de localización y 3D de la ruta






PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta














TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
Mapa 3D (archivo kmz)

RUTA EN WIKILOC
Ver esta ruta en Wikiloc

RESUMEN
Memorable excursión a otro sitio mítico de la Sierra de Guadarrama: Siete Picos, que es como la calle mayor de los montañeros, la  'Gran Vía' del Guadarrama. Siete Picos es la formación más reconocible de la serranía, con su recortada línea de cumbres que se interponen entre el puerto de la Fuenfría (1.796 m) y el de Navacerrada (1.869 m) y a la que antaño llamaban la Sierra del Dragón, por asemejar sus picos la cresta de tan mítico animal. 

Para iniciar esta aventura, quedamos en Venta Arias, en el Puerto de Navacerrada, calentando el cuerpo con un apetecible café porque la temperatura en el exterior tenía un signo negativo delante, además había niebla, lo que hace que apenas podamos ver a unos metros de distancia. Con todo, nos ponemos en marcha, bien abrigados y casi irreconocibles con tanto gorro y gafas.

Remontamos la pista del Escaparate, en la que unos esquiadores se entrenan a pesar de la poca visibilidad. Con bastante esfuerzo, por la dificultad de andar por la nieve, llegamos al Alto del Telégrafo, tras subir unos 100 metros de altura.

Al poco, alcanzamos la Pradera de Siete Picos, que viene a ser algo así como el recibidor de estas cimas y lugar habitual de privilegiadas vistas, que hoy no podemos disfrutar, conformándonos, con las que nos ofrecen los pinos cargados de nieve, bellos a rabiar.

En este punto dudamos si continuar o darnos la vuelta, pero el afán de aventura nos anima a seguir, encarando el repecho que, zigzagueando entre grandes pinos remonta los duros 180 metros de altura que nos separan del primer pico, que en realidad es el séptimo, pues numeran de oeste a este, siendo el primero, y más achaparrado (1.934 m), el de Majalasna, y el séptimo el más altivo (2.138 m), y más cercano al puerto de Navacerrada.

Llegados a la falda de este emblemático pico, vimos claro que era una locura continuar, porque el temporal iba a más y el viento arreciaba, por lo que hicimos lo que el barbero después que fuese derribado de su asno por Don Quijote: “puso los pies en polvorosa y cogió las de Villadiego”, (Cervantes. Capítulo XXI de la Iª Parte del Quijote), vamos, que nos fuimos por donde habíamos venido a toda prisa.

Para resarcirnos de las penurias y el frío que habíamos pasado, nos refugiamos en el restaurante Las Postas, en Navacerrada, donde entramos en calor gracias a su estupendo cocido y su correspondiente sopa, tan ardiente como reconfortante.
Paco Nieto

FOTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario