miércoles, 11 de enero de 2017

Excursión 329: La Cabrera de Este a Oeste

FICHA TÉCNICA
Inicio: La Cabrera
Final: La Cabrera
Tiempo: 5 a 6 horas
Distancia:  15,5 Km
Desnivel [+]: 764 m
Desnivel [--]: 765 m
Tipo: Circular
Dificultad: Media
Pozas y agua: No
Ciclable: No
Valoración: 4
Participantes: 42

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta






















PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta

















TRACK

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
 
RESUMEN
Después del parón navideño, con tanta fiesta y glotonería, y casi recién estrenado 2017 había muchas ganas de retomar nuestra actividad preferida. El domingo, a la espera estábamos de la convocatoria, que no acababa de llegar; hasta un cierto temor comenzó a circular por redes paralelas del grupo: ¿habrá marcha este miércoles?. Antonio nos tenía en ascuas, pero al fin llegó con un poco de retraso sobre lo habitual, la logística a veces tiene sus cosas.

La propuesta era esplendida, Sierra de la Cabrera con el  Pico de la Miel; ese pico tan orgulloso y elegante él, que se asoma y te vigila siempre que vas o bienes del norte por la N-1. En particular a mí, llevaba preguntándome desde hace varios años cuándo le iba a visitar.

El miércoles, en el aparcamiento del Restaurante Cancho del Águila, comprobábamos que la convocatoria era todo un éxito. Nos juntamos 42 senderomagos, con alguna notable reincorporación después de convalecencia y dos que nos acompañaban por primera vez. Las caras de satisfacción, y las ganas de saludar después del parón, eran evidentes. En la explanada, justo enfrente, teníamos el primer reto del día, el Pico de la Miel.

Comenzamos la ruta circular, de sentido contrario a las agujas del reloj. Nada más empezar a ascender por la cara norte del Pico de la Miel, a la altura del collado de la Tejera, las vistas hacia el NE, con las Cabreras en primer plano y el embalse del Atazar al fondo ya eran estupendas, pero iban ganando en espectacularidad según ganábamos altura.

El día estaba un tanto nuboso y un pelín frío. Algunas nubes se abrían a veces por sectores, y otras tamizaban la luz el sol, ofreciéndonos todo un espectáculo para nuestros ojos y el de nuestras cámaras.

El último tramo para alcanzar el pico de la Miel (1.392 m), sin un claro sendero, lo hicimos trepando cada uno a su aire, por encima del lanchar de rocas redondeadas, con buena inclinación, y que al estar secas, era un placer el cabalgar sobre ellas o zigzaguear, eso sí, enfrentándonos al  fuerte viento que se hacía de notar. Arriba, las vistas en la panorámica circular eran espectaculares.

Después de bajar cogimos la senda PR-13, que va por el lado norte de la sierra de la Cabrera. En la distancia veíamos un frente de nubes de agua que por algún momento nos hizo temer que terminaríamos la ruta mojados, pero afortunadamente no fue así. Superado el Cancho de los Brezos, y al abrigo de la loma de las Agujas de la Pedriza, disfrutamos del primer aperitivo, mientras seguíamos contemplando al fondo el Atazar.

Después de pasar una zona de retamas, íbamos disfrutando de la multitud de curiosas formaciones rocosas que se sucedían a nuestra izquierda, durante toda la senda, bordeamos El Pornoso, la Peña del Águila, y las Ventanas, para llegar al Collado del Alfrecho, donde despedimos a nuestros compañeros estrellas fugaces, cinco en esta ocasión.

Frente a nosotros estaba el robusto cancho Gordo, la parte más alto de la ruta (1.563 m), que coronamos después de una exigente subida y con trepada final. En la cima el viento era tremendo. Aprovechamos los restos de una antigua construcción para hacernos alguna foto con ventana al paisaje. En la bajada al abrigo de la mole, nos acomodamos para hacernos la correspondiente foto de grupo.

A continuación de la bajada, retomamos el PR-13, que sigue hasta la altura de la Peña del Tejo, en donde giramos a la izquierda, cruzado la sierra y pasándonos  a la cara sur. Después de otra bajada y en una soleada zona de rocas, aprovechamos para degustar nuestras viandas montañeras, acompañadas de algún trago del solícito vino y liberarnos de parte de la ropa de abrigo.

Reanudada la marcha, dejamos el PR-13, para más adelante hacer un tramo por el GR-10, la senda de vuelta; pedregosa con arena suelta, recordaba al verano: ¿Cuándo llegarán las deseadas lluvias y/o las nieves que se hacen de rogar?  Después de varios repechos con las majestuosas rocas de la Sierra de la Cabrera a nuestra izquierda, al fin avistamos el Monasterio de San Antonio, cerrado en esta ocasión, a diferencia de una anterior excursión allá por el 2012, que tuvo visita cultural incluida.

Para no pasar por el casco urbano de La Cabrera, continuamos camino por senderos, abandonando asimismo el GR-10. Hacia el final nos encontramos una valla que nos supuso tener que hacer un tramo de camino entre jaras, monte a través. Luego, ya por zona de chalets y casi llegando, nos surgen las ganas de la cerveza de la meta final. En este caso pudimos degustar unas estupendas jarras de Estrella Galicia de barril.

Magnifica excursión, 15,5 Kms de recorrido alrededor de la Sierra de la Cabrera, fantástico, ambiente, Madi le concede una puntuación de 4 sicarias.
Ángel R. Otero

FOTO REPORTAJES

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por invitarme a participar en este precioso paseo. Lo pasé fenomenal,
    Y felicidades por vuestro blog
    José Luis

    ResponderEliminar