miércoles, 31 de mayo de 2017

Excursión 348: La Mujer Muerta

FICHA TÉCNICA
Inicio: Puerto Navacerrada
Final: La Panera
Tiempo: 7 a 8 horas
Distancia:  20,5 Km
Desnivel [+]: 774 m
Desnivel [--]: 1334 m
Tipo: Sólo ida
Dificultad: Alta
Pozas y agua: Sí
Ciclable: No
Valoración: 4,75
Participantes: 32

MAPAS
* Mapas de localización y 3D de la ruta

























PERFIL
* Perfil, alturas y distancias de la ruta















TRACK
Track de la ruta (archivo gpx)

PANORÁMICA 3D GOOGLE EARTH
Mapa 3D (archivo kmz)

RUTA EN WIKILOC
Ver esta ruta en Wikiloc

RESUMEN
¡ Cómo se me resiste esta crónica!. Debe ser  por justificar lo injustificable , que me impresiona el nombre Cordal de la Mujer Muerta . Bueno, no creo, debe ser otra cosa. Y no,  no es por chinchar a Paco Nieto que me lleva persiguiendo todo el verano.
Dice la RAE que cordal  es “ línea superior de una sucesión de montañas” . Y como a los humanos nos gusta ver en las aleatorias formas de la naturaleza figuras reconocibles,  pues los segovianos , que desde de la antigüedad miraban a la sierra de Guadarrama desde   el promontorio que hoy ocupa el Alcázar , le dieron el nombre de mujer muerta. No tumbada,  yacente o dormida…¡muerta!  Claro que si una mujer yacente o dormida está varios siglos sin moverse,  quizá esté muerta. Pero si una vez muerta no se descompone estamos ante un fenómeno milagroso o  paranormal y se tendría que llamarse mujer incorrupta.  También podría llamarse  mujer fosilizada, adjetivo  más científico pero menos sugerente.
Los senderosmagos que nos apuntamos a la ruta estábamos avisados: 20 Km.  y  con fuertes desniveles. Como no es circular, nuestro  Gran Líder, Antonio el de los miércoles, alquiló un autobús para llevarnos desde Villaba al punto de salida, el Puerto de Navacerrada. ( 1858 m) y  vuelta desde el final,  La Panera.
La primera parte es bien conocida, Puerto de Navacerrda , por Camino Schmid y Senda de los Cospes ,  hasta el Puerto de la Fuenfría. ( 1792 m y Km 6 de la ruta) . No por ello se disfruta menos de los pinares que se atraviesa . Más un 31 de mayo con  día soleado. La anécdota , como captan los avispados fotógrafos es la joven montañera sola con su bebé  bien sujeto en el regazo y mochila a la espalda que  nos adelanta con buen paso y a la que poco después pasamos nosotros mientras cambia el dodotis de la criatura.
El siguiente punto de paso es La Pinareja ( 2200 m.) al que los más entrenados  llegan pasando por la cima de Montón de Trigo. El pelotón lo hace por el camino , el PR4,  más corto y  con menor desnivel.  Cualquiera que sea la opción,  hay que superar una fuerte subida desde  el Collado de Tirobarra ( 1975 m ) . Ya antes del collado y hasta La Pinareja las vistas son excelentes. A  izquierda el valle del río Moros con los pequeños embalses del Espinar y del Tejo y a la derecha los pinares de Valsain. La Pinareja  ya forma parte del perfil de la Mujer  Muerta, Incorrupta y Fosilizada.   Allí hicimos la comida , agrupados en los pequeños corralitos de piedra para protegerse del viento.
 Con las fuerzas repuestas , nos encaminamos a la Peña del Oso ( 2200) a corta distancia pero con bajada y subida y  que resultó sr un osito de piedra en el hito de la cima. Desde aquí   todo es bajada, dura bajada, excepto un pequeña subida al Pico Pasapan ( 2000 m ). De ahí al  Puerto Pasapan para coger el PR 88 . Para llegar al final de la ruta,  La Panera ( 1300m ) , pasamos por el  Alto del Carretón y por la Cañada Real Leonesa hasta el puente de la Panera , a escasos metros del destino.
Atención a la bajada: 2200- 1300 = 900 . ¡Novecietos metros de desnivel !l . El alto del Carretón no debe su nombre a que  chirriasen por allí los ejes de las  carretas, no hay carreta que pase por allí, ¡ Son los huesos,  cartílagos y tendones de  las rodillas de los senderistas , magos o no,  que hacen esta ruta!.
En la Panera nos recogió puntualmente el autobús que nos devolvió a Villalba , previo paso por el bar de la Estación de El Espinar ; punto de rehidratación por prescripción médica. Lo conseguimos con la ingesta de una jarra  grande y fría de cerveza y  las rodillas dejaron de chirriar.
Excelente y exigente ruta,  buen día,  predominio del amarillo de los piornos que llenaban las laderas de estas montañas, por la altura ya sin arbolado.
Dos nombres a reseñar en esta marcha,  Pepa que hizo esta ruta con solo quince años y fue su iniciación montañeril y que la sugirió a Antonio. Y  Ángel Valles que , como buen segoviano y veterano senderista , nos contaba que esta Mujer es como  de la familia  y nos fue dando cumplida cuenta de la morfología la difunta según avanzábamos por el cordel ,  incluidos los dedos delas mano sobre el pecho. Y una curiosidad, cuando Ángel era niño era la Mujer Gravemente Enferma.
Modys premia esta excelente ruta con cuatro sicarias vivas y tres cuartos de sicaria petrificada, 4, 75 a efectos estadísticos.
Antonio Villaverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario